La OCDE y la Comisión Europea han organizado a lo largo del año 2018  una serie de seminarios sobre la ampliación de Estrategias de innovación. Estos Seminarios han tratado  cinco temas en cinco seminarios diferentes, incluido el fomento innovación en las regiones menos desarrolladas, construcción de cadenas de valor globales, estrategias para la transición industrial, Gestión de tecnologías disruptivas, y gobierno experimental. Estos seminarios tienen por objetivo de contribuir a la definición del posicionamiento de la Comisión para el próximo marco de  programación,  que definirá las inversiones de la Unión Europea en políticas de Cohesión entre 2021 y 2027.

foto ocdeEn cada seminario, se ha invitado a expertos/as a presentar la actual frontera académica de la temática tratada tema y una dimensión más práctica, con   ejemplos recientes de políticas que ayudan a abordar el problema en análisis, con el propósito de recopilar evidencia académica y ejemplos prácticos en relación con los cinco temas que se han identificado son particularmente relevantes para respaldar un proceso desarrollo de políticas.

La coordinadora de Estrategia y Programas fue invitada a participar como experta en el Seminario titulado “Cómo la política regional puede ayudar a las regiones que están sometidas a transiciones industriales”, celebrado el 15 de octubre.  Andalucía ha sido la representación de territorios europeos  que ha participado en este taller  y su aportación ha se ha basado en la experiencia de la implementación de la Estrategia de Industrial, EIA  2020, en el marco de la RIS3 Andalucía, dando a conocer las actividades desarrolladas en el Grupo de Trabajo de Industrias Avanzadas ligadas al Transporte: CFA de Cádiz, la apuesta por las tecnologías duales y la industria del espacio.

IMG_20181214_100015_resized_20181218_054345340La Agencia IDEA también ha participado en el último seminario de la serie,  celebrado el 14 de diciembre de 2018 sobre “Gobernanza Experimental”. Académicos como Kevin Morgan, de Universidad de Cardiff y Andrés Rodríguez-Pose, investigador de la London School of Economics, gestores/as de regiones, y países, junto con funcionarios de la Comisión Europea y expertos de la OCDE, coinciden en que la política de desarrollo y las políticas de innovación requieren flexibilidad y adaptación al cambio, experimentación, probar nuevos procesos, ideas y estructuras. Es necesario que las organizaciones y los sistemas aprendan del éxito y el fracaso para mejorar. Todo ello implica un proceso de establecimiento de metas provisionales y revisiones basadas en lecciones extraídas de la experiencia y de “aprender haciendo”. La gobernanza experimental también implica el uso de herramientas de gobierno digital y tecnologías de la información de manera efectiva, requiriendo  una capacidad institucional que permita equilibrar la experimentación, el liderazgo colaborativo,  la codecisión, garantizando la transparencia, la rendición de cuentas públicas y la agilidad en la gestión, respondiendo a los tiempos de la economía globalizada. Para las regiones europeas y sus estrategias europeas de Especialización Inteligente, RIS3, ante el nuevo marco 2021-2027, aprovechar el aprendizaje de la monitorización del presente marco es determinante.